Compáctica. Ideas PrácticasIdeas Prácticas

Archivo con la etiqueta ‘Flores’

Ocio y cultura,Trucos

Decorar con rosas

Si revestimos una esponja húmeda en forma de bola con diferentes tipos de rosas, conseguiremos
una original composición. Los tallos de rosas se enrollan con un alambre y se clavan en la bola sin
dejar huecos. Aguantará una semana.

Ocio y cultura,Trucos

Un huerto en casa

¿Te gustaría tener un pequeño huerto o jardín pero no tienes de mucho espacio? Ya no es necesario disponer de un terreno muy grande ni invertir mucho dinero. Agua, luz y una buena selección de especies vegetales pueden hacer de nuestro patio, balcón o terraza un se trata de una afición fácil, entretenida y económica. Las plantas aromáticas, en concreto, se prestan mucho a este tipo de cultivo casero, pues son ideales para jardineros novatos y nos recompensarán con creces. Nos regalarán sus propiedades y su aroma, que podemos aprovechar en muchas recetas o bien aplicar en remedios más medicinales.

Ocio y cultura,Trucos

Tus geranios en plena forma

Son plantas de atractivos colores que alegran cualquier terraza o balcón y florecen todo el verano. Se desarrollan mejor en una maceta estrecha que en una grande y se debe realizar una poda vigorosa en primavera para que arranquen con más fuerza en verano. Para ello, es necesario arrancar las hojas secas y las muertas por su punto de unión al tallo.

Ocio y cultura,Trucos

Cómo regar en verano

En verano hay que estar muy atentos al riego de nuestro pequeño jardín. Eso sí, recuerda que resulta más fácil acabar con una planta por exceso de agua que por falta de ella. Lo mejor es regar a última hora de la tarde o bien temprano por la mañana, así como pulverizar con agua las hojas con el fin de refrescar los tejidos vegetales

Ocio y cultura,Trucos

Flores bonitas durante más tiempo


Si te han regalado un ramo de flores y quieres que te dure más días, lo primero que debes hacer es eliminar las flores viejas, aquellas que tengan el tallo marrón o viscoso. Después, mételas en agua fría justo por debajo de las corolas. Arranca las hojas que se queden dentro del florero, ya que sólo sirven para contaminar el agua, y añade unas gotas de lejía de cloro para conservarla.  Además, cambia el agua cada cuatro días.

Etiquetas:
Filed under: Ocio y cultura,Trucos